Del periodismo y otros menesteres

Hoy siento la necesidad de desahogar mis penas sobre mi teclado.  Más que mis penas, mi decepción, mi tristeza, mi vergüenza.  Y no se emocionen, yo no ventilo mi vida privada en ningún lado, me refiero a mi profesión; y sí, los voy a aburrir con mi historia, con mi convicción, con lo que aprendí…

¿A dónde se fue el sentido común?

La era digital llegó para muchos como un Tsunami: arrolladora, impredecible y con gran poder destructor.  Por suerte eso solo es para algunos; pero asomémonos un momento a las redes sociales,y seremos testigos de lo que planteo.   Leyendo publicaciones de aquí y de allá, siendo un poquito crítica con mi gremio, siento “pena ajena”.…

Mataron a Tilikum

¡Ha muerto!, en realidad la mataron.  Y casi me alegra, porque al fin será libre, libre.  Tilikum era la Orca, en cautiverio, de más edad exhibida en el Sea World. Tilikum murió producto del maltrato, de la soledad, del aislamiento.  Vivió un tormento eterno, la volvieron loca, la tornaron violenta, promovió cientos de reportajes , su…

No más Teletón!

Trataré de ser lo más clara posible en este tema.  No apoyo, ni apoyaré jamás a la Teletón. No porque no crea en las buenas causas, sino porque no estoy de acuerdo en la explotación del dolor, la miseria, enfermedad, etc, de un ser humano para recabar fondos.  En este caso específico, debe ser el…

Olor a tinta…

Cuando decidí estudiar periodismo, me veía en la redacción de un periódico, frente a una máquina de escribir, y escuchando a diario el tecleo incesante al final de la tarde; el que solo presagiaba una impactante primera plana. Pero el destino tenía preparada otra cosa.

Algo pasa… pero xenofobia no es!

Panamá Puente del Mundo, Corazón del Universo.  Panamá Pro Mundi-Beneficio.   Desde que nacemos nos acostumbramos a escuchar estas frases, las entendemos y las practicamos a diario.   Crecimos en medio de personas de muchas nacionalidades.  Los gringos estuvieron aquí desde siempre, el chinito de la tienda, la señora dominicana del salón de belleza, o el chico…